¿Cómo embalar bien una televisión para su mudanza?

Una televisión es un equipo completamente necesario, proporciona información y entretenimiento, ayuda a distraer la mente de los problemas y de los pensamientos preocupantes. Por lo tanto, ver televisión es una excelente manera de relajarte, sobre todo si estas en los estresantes preparativos de una mudanza. El televisor suele estar entre los últimos artículos que se empaquetan durante la mudanza y de los que requieren más cuidados. Empacar un televisor no debe ser un trabajo apresurado, debe completarse con cuidado para que el aparato sobreviva sano y salvo a la reubicación.

Por su diseño plano, los televisores pueden parecer fáciles de empacar y mover, ya que no son tan voluminosos ni muy pesados. Sin embargo, son extremadamente delicados y pueden dañarse fácilmente en el proceso de mudanza, si no los embalas correctamente. Como seguramente querrás evitar dañar tu pantalla durante la reubicación, te traemos los mejores consejos, pero si quieres ayuda profesional puedes contactar con mudanzas Laseda.

Cómo preparar un televisor para la mudanza

Ya sea que tu televisor esté montado en la pared o sobre una base, hay varios pasos importantes que debes tomar en cuenta antes de poder embalarlo y transportarlo. A continuación, te explicaremos uno a uno estos pasos y considera que puede ser recomendable buscar un alquiler de furgonetas para el transporte de televisores premium a tu domicilio.

Ver:   Atresplayer, la app del grupo Atresmedia llega a Android TV y Apple TV

Cómo preparar un televisor para la mudanza

  1. Toma varias fotografías de la ubicación del cableado. Así podrás hacer una consulta eficaz cuando vuelvas a conectar tu televisor en tu nuevo hogar.
  2. Etiqueta los cables. Usa un trozo de cinta de color sobre una entrada del televisor y también en el cable que debe conectarse en ese lugar. También puedes escribir una palabra clave como “Power” o “PlayStation” para identificar cada uno.
  3. Desconecta la electricidad. Desenchufe todos los cables y por supuesto la fuente de alimentación.
  4. Desenchufa todos los accesorios y componentes de los equipos que tengas conectados. Hazlo uno en uno, enrolla cada cable y asegúralo para evitar que se enrede. Si no se puedes quitar alguno de los cables, colócalo en la parte posterior del televisor sujeto con cinta.
  5. Coloca todos los cables y accesorios pequeños del televisor en una caja separada. Puede parecer una buena idea empacar los cables en la caja con el televisor, pero podrían moverse durante el traslado y causar algún daño. Envuélvalos en papel de embalaje y plástico de burbujas, y empácalos en cajas de mudanza resistentes y de tamaño apropiado.
  6. Desmonta el televisor. Si tu unidad está montada en la pared, primero debes quitarla del soporte. No quites el soporte con el televisor adjunto para ahorrar tiempo, puedes dañar fácilmente la pared, dañar el televisor y lastimarte. Siempre consulta el manual para ver cómo se coloca el televisor y cómo se puede quitar de forma segura del soporte. También puedes pedir ayuda para quitar el televisor, este tipo de pantalla puede ser incómoda de manejar por ti mismo.
Ver:   Televisor que se dobla: ¿Cuáles son sus ventajas más destacadas?

Levanta el televisor lenta y cuidadosamente y colóquelo en un lugar plano y seguro. Asegúrate de colocar todos los tornillos y piezas pequeñas en una bolsa de plástico sellable y fíjela al soporte del televisor o empácala en la caja con los cables y el control remoto.

  1. Quita el soporte de la pared y ocúpate de los pernos y tornillos de anclaje que lo mantienen unido a la pared. Colócalos en una bolsa con cierre hermético y empaca todas las piezas en un lugar apropiado.
  2. Separa el televisor de la base. En el caso de que tu televisor se encuentra sobre un soporte o encima, solo necesitarás separarlo la base. Asegúrate de guardar todos los tornillos, pernos, etc. en una bolsa con cierre hermético.
  3. Limpiar la suciedad y las partículas de polvo que pueden rayar la pantalla o dañar los componentes electrónicos internos. Es muy recomendable limpiar la unidad antes de empacarla. Usa un limpiador de pantalla y limpia la carcasa del televisor con un paño de microfibra.
  4. Ahora estas listo para usar la caja apropiada para meter tu TV. Envuélvela en plástico de burbujas o en una manta y verifica que no pueda moverse dentro de la caja. Recuerda que es recomendable trasladarla de forma vertical y sin otros objetos encima.
Ver:   Cómo limpiar la pantalla del televisor

Si crees que necesitas ayuda comunícate con los expertos en mudanzas y no permitas que nada le pase a tu preciada televisión. Además, considera la importancia de comprar una marca de televisor con servicio de repuestos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Leave a Comment

Your email address will not be published.